El pasado 19 de julio, el gobierno y la Policía Nacional presentaron en la Plaza de Bolívar de Bogotá, los uniformes que lucirán los nuevos agentes y que causaron todo tipo de comentarios.

 

Aunque su diseño fue criticado por muchos, las autoridades resaltaron que esta nueva indumentaria permitiría a los ciudadanos identificar plenamente a los policías ante cualquier requerimiento.

 

Esto, supuestamente, es posible gracias a la inclusión de un código QR que aparece a un costado de los uniformes y que se podrá escanear desde los teléfonos móviles para obtener la información que se desea.

Sin embargo, a través de redes sociales se conoció que este procedimiento no es tan sencillo como parece, ya que el escaneo de este no sería suficiente para completar el procedimiento.

 

Así se evidenció en una grabación en la que denuncian que este código QR requiere de muchos más pasos para obtener la información como el nombre, rango y la función que desempeña el miembro de dicha institución policial.

 

Tras escanearlo e ingresar el número de placa, que también aparece visible en el uniforme, se muestra que el aplicativo pide que ingresen el número de carné de cada uniformado, información que solo podría ser proporcionada por este.

Dicho requerimiento, para muchos, convertiría a el código QR de los uniformes de la policía en “inservible”.

Mira el video: