Para muchas personas, cuando se establece una meta como objetivo, es poco probable alcanzarla debido a que se dificulta crear nuevos hábitos que ayuden a llegar al resultado deseado. 

La pregunta inicial es ¿cómo empezar? y una vez se establece el punto de partida, la pregunta más compleja es ¿cómo mantener la motivación a lo largo del camino?


Aunque sabemos que crear un hábito no es tarea fácil, aquí te brindamos algunos consejos que te ayudarán a mantener la motivación y no desfallecer en el intento.

  1. Un paso a la vez:
    No pretendas llegar a tu objetivo de manera inmediata, una de las principales razones para desertar es debido al nivel de exigencia que tenemos en los primeros pasos.
    Debes crear el hábito de manera paulatina, ejemplo, si tu objetivo es perder eso no te restrinjas de todo lo que te gusta, sino que puedes empezar por eliminar cada semana algún alimento que sabes que no te ayuda a llegar al objetivo.
    Con esta estrategia, en poco tiempo y sin casi notarlo habrás avanzado y estarás más cerca de tu meta.
  2. Analiza y reconoce tu progreso:
    Llegar a tus objetivos es un camino que a veces se hace largo, sin embargo si te percatas de cada pequeña victoria que logras disfrutarás más el proceso.
    Si tu objetivo es leer un libro por mes, aprecia tu esfuerzo cada vez que terminas un capítulo.
    Recuerda que la idea es disfrutar el camino mientras lo logras.</

    li>

  3. ¡No aceptes tus propias excusas!
    Para tu cerebro es más cómodo mantener los hábitos antiguos así que tendrás que convencerte a ti mismo de lo que deseas.
    Probablemente vayan a aparecer obstáculos y excusas que debes superar para lograr tu objetivo, combate esto creando estrategias para evadir tus propias excusas.
  4. Crea nueva una nueva rutina:
    Convierte esa actividad que debes hacer en una serie de pasos que te satisfacen cada día.
    Si conviertes lo que debes hacer en un ritual que te llena de felicidad y satisfacción vas a crear emociones positivas que te motivará a llevar a cabo tus actividades.
  5. Ponte recordatorios:
    Pon alarmas, pega notas, escribe en tu agenda o pon tu objetivo en el fondo de pantalla de tu teléfono.
    El propósito es recordar constantemente que vale la pena el esfuerzo para lograr el objetivo, además, así no tendrás la excusa de olvidar lo que debes hacer.