Tres alimentos “indispensables” en la canasta familiar que cada vez serán más caros. Esto tiene preocupados a los hogares de más escasos recursos.

La inflación está afectando no solo a Colombia, sino al mundo entero. Hasta el momento, el Dane a revelado que para septiembre el IPC se ubicó en 11,44% en su variación anual, la más alta desde 1999.

Es así que varios sectores como el de los alimentos se han visto golpeados por este hecho. Alrededor de esto, se realizó un informe para conocer detalladamente qué productos destacan por sus altos costos y a esto, Jackeline Piraján, economista de Scotiabank Colpatria expuso:

En términos de alimentos vimos incrementos asociados a frutas frescas, pero también a rubros de la canasta familiar como lo es el arroz, los huevos y nuevamente vemos presiones recientes en términos de la carne de cerdo y de res. Incluso el pescado. A esto también se está sumando el hecho de que varios elementos procesados nuevamente están exhibiendo nuevas presiones al alza, ese es el caso por ejemplo del pan”.

Alimentos básicos que se hacen cada vez más caros

De esta manera, el arroz, los huevos y la carne, que eran considerados “indispensables” en la canasta familiar de hogares de estratos medios a bajos, cada vez se hacen más difíciles de comprar algo que sin duda tiene preocupados a muchos pues ahora se les está considerando “un lujo”.

Lo que podemos destacar es que si bien en el promedio nacional la inflación está sobre el 11.44 %, para las personas más vulnerables esa inflación supera el 13 %”, dijo la experta.

Sobre este panorama el Dane espera que la inflación no tenga mayor crecimiento en lo que queda de este año, asimismo, de cara al 2023 se espera que las tasas “inflacionarias se mantengan altas en la primera parte del año y que posteriormente en el segundo semestre empecemos a ver algo de moderaciones en estas tasas de inflación. Por el momento este resultado implica que el Banco de la República debe seguir subiendo sus tasas de interés, probablemente vamos a volver a ver algún movimiento en la reunión de octubre y esto se transmitiría hacia futuro a mayores costos en el endeudamiento de los hogares, pero talvez, eventualmente también a mayores remuneraciones de los depósitos de ahorro de los usuarios del sistema financiero”, agregó Jackeline Piraján.