Se trata de Shoji Morimoto, un japonés que emprendió su negocio de ofrecer su compañía en algunos momentos con la condición de hacer nada. Te contamos su historia.

Si en algún momento de tu vida, luego de algún fracaso, te has planteado que no sirves para nada, es posible que la historia de este japonés te inspire para crear tu propio negocio.

Shoji Morimoto y el negocio de no hacer nada

El curioso y exitoso modelo de negocio llegó a la mente del protagonista de esta historia en junio del 2018. Desde que decidió arriesgarse y probar suerte, la verdad es que no le ha ido nada mal.

Morimoto, lamentable según dicen algunos, se ha vuelto la inspiración de varios usuarios en internet quienes se sorprenden con su historia, ya que afirma que con sus limitados servicios de beber, comer y dar respuestas simples, ha alcanzado el éxito financiero.

No dejes de ver: La extraña coincidencia por la que afirman que Lina Tejeiro y Andy Rivera volvieron

Es por lo anterior que el curioso caso de éxito de este japonés sorprendió en internet y por ello el hombre ha ganado cientos de usuarios en Twitter, red social donde comparte sus triunfos en el curioso negocio.

Vale la pena destacar que le va tan bien financieramente a Shoji Morimoto, que ha afirmado que está pensando en escribir un libro y hasta su negocio ha servido de inspiración para un programa de televisión.

Te recomendamos: El ‘sueldazo’ que ganará Joe Biden como presidente de EE.UU.

Características del negocio

Morimoto, japonés de 37 a;os, quien se encuentra casado y tiene hijos, contó que antes de lanzarse a montar su peculiar negocio, estudió física y además hizo un posgrado sobre terremotos, pero a pesar de sus estudios jamás encontró un trabajo donde en verdad consiguiera el éxito.

“Fue entonces cuando concluí que quizás hacer algo no se me daba bien”, dijo en una entrevista a la BBC Mundo, idea con la que nació su emprendimiento.

No dejes de ver: La mala práctica que podría suspender tu cuenta de WhatsApp

Vale la pena destacar la descripción en su perfil en la red social Twitter, donde especifica sus servicios y da detalles de su trabajo:

“Te rento una persona (yo) que no hace nada. Siempre acepto solicitudes. Solo debes pagar 10.000 yenes japoneses (US$100), gastos de transporte desde la estación y la comida y la bebida. Solicitudes y consultas por mensajes directos”.

Las solicitudes más comunes

Entre las solicitudes que recibe Shoji Morimoto, se encuentra acompañar a alguien que no quiere comer solo, a alguien que debe ir a supermercado y quizá una persona que solo quiere que lo escuchen.

No dejes de ver: Hombre se «reencontró» con su esposa que falleció hace 4 años por cáncer

Uno de los servicios más curiosos que ha prestado fue el de despedir a una persona en una estación de tren.

Finalmente, otro de los casos más recordados del protagonista de esta historia fue cuando un atleta lo contrató para que ayudara a completar una maratón.

Encuentra más noticias del Entretenimiento, aquí.