En las redes sociales un joven se ha vuelto famoso, y sí como muchos otros, por su apariencia, pero no precisamente por seguir los estándares de belleza, sino porque parece un niño de no más de cinco años.

Se trata de Hasbullah Magomedov, un joven ruso de 19 años, a quien muchos le conocen como el bebé viejo y es que su historia parece sacada de la película de ‘El Curioso Caso de Benjamin Buttom’, cuyo protagonista nace con apariencia de viejito y mientras va creciendo se va rejuveneciendo.

Sin embargo, ese no es el caso del joven ruso, quien está radicado en el medio oriente, pues en su caso, no se volverá más joven con el paso de los años.

Hasbullah sufre de acondroplasia, una forma de enanismo provocada por un trastorno genético, que se produce en uno de cada 25.000 nacimientos y que no tiene cura.

Según expertos, la baja estatura no es la única afectación física, pues además sus rasgos son una mezcla que, aunque lo hacen ver como un niño, también se asemeja a un señor entrando a la tercera edad.

Hasbullah nació en en Majachkala, capital de la región de Daguestán, Rusia y con varios videos de humor, espontáneos y con su eterna cara de malo, este joven se ha convertido en toda una estrella en redes sociales.

En Instagram, este joven cuenta con más de dos millones de seguidores y cada publicación supera los 200 mil ‘likes’.

Pero gran parte de su fama no solo se debe a su apariencia,  también por la pasión de Hasbullah por la UFC, que hizo que muchos le apodaran ‘mini Khabib’ en referencia al excampeón mundial Khabib Nurmagomedov.

Aunque Hasbullah se hizo amigo de Ashab Tamaev, apodado el ‘Hulk ruso y publica sus enfrentamientos de MMA, en realidad quiere dedicarse a estudiar el Corán para ser teólogo islámico en Daguestán, un territorio mayoritariamente musulmán.