Aunque es una tendencia que va en crecimiento, pareciera que el sistema de salud no hace la tarea fácil a aquellos que quieren hacerse la vasectomía en Colombia para no tener hijos.

Según el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE) en tan solo cinco años bajó en 6,2% la natalidad de bebés en el país.

Incluso, en redes sociales cada vez son más los contenidos en los que, no solo las mujeres han tomado la iniciativa de hacerse la ligadura de trompas, sino también el de madres que, aún con sus hijos, aconsejan no tenerlos.

¿Ya leíste el caso de esta mujer que fue criticada por decir que ser mamá es “hi/&%$mente” duro?

Pero es muy poco lo que se habla de cómo esta tendencia también está permeando la mentalidad de los hombres y cómo asumen esta actitud.

En el caso de Hernando*, un joven de 31 años que ha construido una carrera profesional exitosa y disfruta de su salario con sus mascotas y su familia, soltero; considera que su decisión de no tener hijos es por convicción:

Creo que debemos reflexionar si el mundo en el que estamos viviendo es el ideal para decidir traer a un ser humano más. Desde mi perspectiva y convicciones, no es el mundo en el que quisiera que naciera y viviera el ser humano que será más importante para mí”, dijo Hernando.

De hecho, la mayoría de personas que han relatado sus historias coinciden en que traer un ser humano más no solo implica contribuir a la desigualdad en un mundo de recursos escasos, sino que también en que hay un caos político mundial.

No dejes de leer “No quiero dar a luz niños en un mundo agonizante”: jóvenes millennials sobre cambio climático

Fue así como Hernando, incluso desde tiempo atrás, tomó la decisión de hacerse la vasectomía en Colombia para no tener hijos. Pero para su sorpresa, se encontró con una limitante:

Hace unos 5 años pregunté por primera vez sobre la vasectomía ante medicina prepagada, en ese momento mi doctor hizo algunas preguntas de mi contexto, mi edad, si tenía hijos, etc., y me indicó que estaba muy joven y por no tener hijos, me enviaría a valoración psicológica”.

De hecho, no es el primer caso que Canal 1 conoció de este tipo de situación, pues Luis* también nos contó que a través de su EPS solicitó el procedimiento y también lo remitieron a psicología para comprobar que “estuviera bien” y “la decisión fuera realmente tomada a conciencia”.

Y si bien no existe algún parámetro específico cuando un paciente solicita el procedimiento, pareciera que esto depende del profesional de la salud que atiende a la persona:

“El año pasado decidí volver a intentarlo con mi servicio de medicina prepagada y fue muy sencillo y rápido, solicité cita directa con el especialista, el urólogo realizó algunas preguntas médicas de rutina”, señaló Hernando.

Eso sí, le contó las implicaciones médicas del procedimiento, la poca probabilidad de reversarlo e hizo algunas preguntas adicionales sobre mi decisión para confirmar que era algo bien meditado.

Según relata, la cirugía se realizó en una clínica muy conocida de Bogotá y fue un proceso ambulatorio de cerca de 30 minutos. Hernando dice que fue más demorado el trámite de ingreso y la preparación:

“Sólo tuve un momento un poco doloroso, pero nada grave, diría que puede ser más complejo extraer una cordal. En cuanto a la recuperación, fue exitosa, los cuidados muy sencillos y no genera mayor afectación al día a día”. comentó.

Ya sea porque quien decida hacerse la vasectomía en Colombia para no tener hijos esté en un plan de medicina prepagada o a través del plan obligatorio de salud; es un derecho constitucional que no debe ser restringido.

Incluso, existe una normatividad que incluye este procedimiento como un servicio que deben ofrecer las EPS y que no tiene ningún costo.

* Los nombres han sido cambiados por solicitud de los entrevistados.