En la mayoría de baños colombianos, se encuentra una cesta de basura puesta a disposición de quien usa el baño para desechar los residuos de papel higienico generados después de su uso.

Existe la creencia que si el papel higiénico usado se desecha en el inodoro va a obstruir la cañería y generará problemas e inconvenientes para los propietarios.

Sin embargo, este mito está totalmente alejado de la realidad, puesto que la forma correcta de deshacerse del papel higiénico usado es por medio del inodoro.

La composición de este implemento está diseñado para disolverse de manera fácil al contacto con el agua por lo que la cesta de basura debe ser usada solo para residuos adicionales.

Los residuos que deben ser desechados en la basura son las toallas higiénicas, tampones, pañitos húmedos, pañales, preservativos, entre otros.

¿Por qué no se recomienda desechar el papel higiénico en la cesta de basura?

El problema que acarrea dejar el papel higiénico en la caneca es que al quedar durante largo tiempo en contacto con el aire las partículas de materia fecal se desplazan por el ambiente y provocan enfermedades, mal olor y suciedad.

Por otro lado al desechar el papel higiénico en el inodoro se evita que estos residuos lleguen a rellenos sanitarios donde se convierten en focos de infección que contamina y afecta la salubridad de quienes se encuentran en zonas aledañas.

En resumen, si se cuenta con un buen sistema de drenaje en el baño no se deberían tener problemas en la cañería al arrojar el papel en este lugar debido a que la materia biodegradable del papel se diluye de manera rápida y no generará inconvenientes.