Un ginecólogo habría creado el primer condón unisex del mundo, hecho de un material de grado médico que generalmente se usa como apósito para lesiones y heridas.

El preservativo, llamado Wondaleaf, cuenta con un adhesivo que se pone en la vagina o el pene, según explica el ginecólogo malasio, John Tang Ing Chinh, quien espera que su invento mejore la salud sexual en su país.

Su creador agrega que el condón unisex también permite cubrir el área adyacente para “una protección adicional”

Los preservativos están hechos con poliuretano, un material que se presenta en vendajes transparentes para heridas, que es delgado y flexible, pero también fuerte e impermeable.

A estos se les aplica un adhesivo, por lo que cualquier sexo puede invertirlo y usarlo.

“Una vez que te lo pones, a menudo no te das cuenta de que está ahí”, aseguró Tang, refiriéndose a los apósitos hechos con el material.

El Wondaleaf se empezaría a distribuir a partir de diciembre alrededor del mundo.

En Colombia, la caja que viene con dos condones unisex se vendería en cerca de $13.000.

Así lo usan las mujeres:

Y así lo usan los hombres

Tras varias rondas de pruebas clínicas, Tang espera que el producto esté disponible en diciembre.

“Basado en la cantidad de ensayos clínicos que realizamos, soy bastante optimista de que con el tiempo será una adición significativa a los muchos métodos anticonceptivos”, dijo el ginecólogo a Reuters.

Además, expresó su anhelo que el condón unisex Wondaleaf sea “utilizado en la prevención de embarazos no deseados y enfermedades de transmisión sexual”.