El ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, monitoreó desde su despacho la seguridad nacional en el terreno físico y en el cibernético. Reportó intentos de ataque a las redes de la Registraduría y también de la Policía.