Ad
Ad
Ad
Ad
Sin Carreta

Los secretos que esconde el estilista de los poderosos en Colombia

No tiene pelos en la lengua para hablar de los expresidentes Uribe, Duque y Petro. También atendió a estrellas como Maradona.

Ad

En exclusiva para Sin Carreta, entrevistamos al estilista de los poderosos, un hombre que ha pasado tijera por la cabeza de expresidentes como Álvaro Uribe; Juan Manuel Santos e Iván Duque. ¿Qué secretos guarda? Estos nos contó.

José Luis Botero es el estilista de los poderosos. Tiene más de veinte años de carrera entre tijeras y máquinas. Luce un peinado ajustado a su rostro, y por sus manos han pasado políticos que han marcado la historia de Colombia. También es considerado como uno de los hombres que más anécdotas tiene de los mismos, amén de haber dado estilo a famosos y candidatos políticos.

De manos tomar, no oculta sus palabras, es directo ante las cámaras y asegura haberlo sido ante políticos de renombre como Álvaro Uribe, de quien, afirma, tenía una remolino en su cabeza: “seis meses, cuando ya empecé a domarle ese copete y a cortarle el pelo verdaderamente para que se viera presentado“. Era joven cuando lo hizo, pues recuerda que el expresidente bromeó en alguna ocasión de Hugo Chávez: “vaya y cóbrele a Chávez“, refiriéndose al servicio que le había dado. “Uno es un asesor de imagen“, concluye.

El Estilista de los poderosos

También cortó el pelo de Iván Duque y de Juan Manuel Santos. Del primero aseguró que sus canas eran totalmente verdaderas, y que el rumor de que se tintó para verse más viejo era eso, un rumor. Del exmandatario Santos no habló mucho, “tuve la oportunidad de atenderlo tres veces“. Asegura que le dio suerte al candidato del partido liberal y ahora alcalde electo Juan Fernando Galán para que ganara las elecciones, pero afirma, con total seguridad, que también atendió a Juan Daniel Oviedo y de igual manera le deseo toda la suerte.

Cuando se refirió a Petro, dijo: “Me da tanto pesar verte todos los días… vete a descansar… Le haría hecho un lavado de cerebro“.

Sus manos también pasaron por famosos como Diego Armando Maradona. Dice que esperó durante dos días para poder atenderlo. Aunque lamenta su muerte, no se detiene y afirma que en ese entonces “era una ballena tirada en una cama viendo fútbol 24 horas“.

Temas Relacionados:

Ad
Siguenos en Google News