contraer-imagen done error basura notificaciones notificaciones-outline persona expandir-imagen search youtube instagram twitter facebook play clock selector arrow gallery share google-plus close whatsapp w-gallery w-video w-text

Justicia

Seguimos los pasos del violador serial capturado en Barranquilla

Featured Video Play Icon

16-Dic-17

Barranquilla está conmocionada por el descubrimiento de un violador serial. Una venezolana escapó de él y describió su tatuaje y cuando la Policía lo capturó él aceptó ser el asesino de una persona desaparecida hace dos meses. Desde que se conoció del tatuaje, al menos otras diez de sus víctimas lo han identificado y ahora se sabe que las dos de Barranquilla hicieron el mismo camino: él las citaba a un centro comercial para ofrecerles empleo y allí les mostraba el arma y las hacía subir a su moto, para ir al lugar en el que consumaba su crimen serial.

Luego de revelarse la identidad del asesino de la estudiante del Sena, Gabriela Romero, cuyo cuerpo decapitado fue hallado en un paraje desolado del municipio de Malambo, en el Atlántico, las autoridades han recibido más denuncias contra Levith Rúa Rodríguez.

El récord criminal de Levith Rúa Rodríguez, arrancó en 2010 cuando siendo policía activo fue condenado por violación en la capital del Cesar.

“Fue condenado en Valledupar por un delito sexual, por una violación también, un asalto a una dama a quien afectó físicamente, moralmente y sexualmente”, dijo la directora de Fiscalías de Barranquilla.

En mayo de 2017 recobró su libertad, sin embargo, en poder de las autoridades existen denuncias desde enero según las cuales durante un permiso carcelario violó a una menor de edad.     

Ángela Bedoya indicó que “en enero de 2017 afectó a una niña en el municipio de Ponedera, a quien la afecto totalmente, la maltrató, la golpeó brutalmente, le quebró la mandíbula en tres partes, faltan unos dientes también”.

Las denuncias contra este presunto violador en serie han llegado desde diferentes poblaciones de la costa caribe, desde el Cesar hasta Sucre, pendientes de judicialización.

Según las autoridades Rúa Rodríguez escogía sus víctimas a través de las redes sociales y con promesas de empleo las citaba en un centro comercial, donde las intimidaba con arma de fuego y las sometía con violencia.

“No solo en Barranquilla y Soledad, sino también en Valledupar, se ha establecido varias situaciones donde que se ha establecido que viene afectando a mujeres de 15, 16, 17 y 18 años”, agregó la directora de Fiscalías de Barranquilla.

Señalado como un violador en serie, Rúa Rodríguez fingió quebrantos al momento de su captura por la violación de una joven venezolana que logró escapar y describió un tatuaje de su agresor, lo que facilitó su identificación y produjo el alud de denuncias en su contra.

Noticias UNO

También te puede interesar