contraer-imagen done error basura notificaciones notificaciones-outline persona expandir-imagen search youtube instagram twitter facebook play clock selector arrow gallery share google-plus close whatsapp w-gallery w-video w-text

Bogotá

Habla Isaías Vargas, el operario del SITP atropellado por conductor de un jeep

09-Ago-19

Isaías Vargas, el boyacense de 39 años que desde hace cuatro conduce un bus del Sistema Integrado de Transporte Público, en Bogotá, le contó a este Sistema Informativo paso a paso cómo sucedió el acto de violencia del que fue víctima el pasado miércoles 7 de agosto en la carrera Séptima con calle 82, cuando un hombre le pasó por encima su jeep en medio de la discusión por un choque simple.

“Estaba en el semáforo sobre la carrera Séptima en el sentido sur – norte, esperando que cambiara el semáforo que les da vía a los carros que van subiendo por la calle 82 hacia el norte. Cambia el semáforo, pero como había trancón solo avanzo cinco metros y me detengo, mientras tanto veo al jeep que se va a meter delante mío. Pero él no mide bien e impacta el bus con una de las llantas en el bómper”.

Acto seguido, el operario del Sitp le contó al Sistema Informativo del Canal 1 que se bajó a mirar el daño y a pedirle al otro implicado en el choque que se bajara para conciliar, pero la reacción del conductor del jeep fue retroceder y nuevamente arrancar. “Como había trancón, pudo andar unos metros no más, así que esta vez me puse delante de su carro y le pedí nuevamente que se bajara, porque si yo llego con un golpe en el bus sin justificación, seguramente me lo descuentan”.

En ese momento, Isaías explicó que sacó su celular para reportar el accidente, y es cuando el conductor del campero, identificado como Mauricio Gil Velásquez, aceleró el carro y le pasó por encima de una de sus piernas como se ve en el angustiante video, grabado por un transeúnte desde el carril contrario.

“¿Qué ofensa le pude hacer yo? Porque yo no me baje con malas palabras, solamente le pedí que se bajara para que mirara el daño y lo pudiéramos solucionar”, dijo Vargas en su relato.

¿Qué pasó después del accidente?

El conductor del Sitp estaba en servicio y llevaba unos 25 pasajeros, quienes quedaron dentro del bus hasta que se hizo un transbordo con otro automotor que venía atrás.

“Quien les abrió fue el otro compañero, porque yo quede tendido en el piso hasta que llegó la ambulancia”.

Isaías también sostuvo que los transeúntes que se dieron cuenta del hecho, se congregaron y “le gritan al señor Gil para que se detenga y no me termine de pasarme el carro por encima. Cuando llega la ambulancia a valorarme, el señor Gil se da cuenta de lo que hizo y me pide disculpas”.

“Luego llega el hombre que grabó el video y me dice que iba a subir las imágenes a redes y que si necesitaba su testimonio, estaba en disposición de hacerlo, mientras que uno de los compañeros de TransMilenio que estaba ahí, me dijo que era mejor que me fuera a la clínica porque de pronto quedaba con secuelas, entonces yo me voy en la ambulancia y no hay conciliación”, explicó Vargas.

Isaías Vargas, a quien Medicina Legal le dio 20 días de incapacidad, indicó que el único apoyo que ha recibido es de los medios de comunicación porque en la empresa para la que labora solo ha hablado con una abogada telefónicamente, que le ha indicado los pasos a seguir.

Respecto a si se arrepiente de haberse puesto frente al vehículo, el operario del Sitp sostuvo que jamás pensó que le fuera a pasar algo así. “Jamás pensé que hubiera una persona que intencionalmente le hiciera daño a otra y menos en una situación así. Entonces sí me arrepiento, porque hubiera podido pasar algo peor”.

La noche de este jueves, se adelantó la audiencia de imputación de cargos a puerta cerrada, en la que Gil Velásquez quedó en libertad.

Le puede interesar: Quedó libre: así fue la audiencia del conductor que arrolló a operario del Sitp

Vargas, en compañía de su esposa y sus tres hijos de 15, 12 y 10 años llegó hasta los juzgados de Paloquemao, pero manifestó que no le permitieron entrar sino hasta el final de la diligencia y solo para entregar el dictamen de Medicina Legal.

“Al final mi esposa le refuta el porqué cometió ese acto de violencia, si yo nunca le hice nada, pero el señor Gil dice que yo me senté en la llanta y que era un auto modificado por lo que no se dio cuenta”.

El conductor de transporte público que lleva 20 años en el oficio, siente mucho dolor y espera que la justicia actué en derecho “y se dé cuenta que hubo un intento de homicidio, porque el señor era consciente que podía causar un daño grave”.

“Yo solamente estaba evitando que él huyera y me dejara a mí con el problema ahí”, concluyó.

Ahora el operario del Sitp pide la ayuda para encontrar a la persona que inicialmente grabó el video, pues para el juez de garantías “no se recolectó video original mediante cadena de custodia”.

También te puede interesar