Una grabación, en la que tres jóvenes son encontrados capturando palomas para su almuerzo, evidencia la crisis económica que se vive actualmente.

Desde hace varios años, Colombia ha sido el destino escogido por millones de migrantes venezolanos que buscan una mejor vida fuera de su país.

Sin embargo, el desempleo, la falta de oportunidades y la crisis generada por el Coronavirus han agudizado la situación de quienes pasan la frontera.

Es por esta razón, que dichos ciudadanos extranjeros se ven obligados a tomar medidas extremas para mitigar el hambre y alimentar a sus familias.

A través de redes sociales, se conocieron las imágenes en donde las autoridades encuentran a tres jóvenes venezolanos atrapando palomas en la Plazoleta de San Francisco, lugar ubicado en Cali, la capital del Valle del Cauca.

«Extranjeros son sorprendidos por las autoridades cuando capturaban palomas en la Plazoleta de San Francisco. Dicen que eran para almorzar», asegura la cuenta de Twitter @JulianJaraUribe.

Publicidad

«Aquí nadie puede tocar las palomitas porque nosotros venimos a echarles comida. ¿Cómo van a venir ustedes a robarse las palomas? Eso no se hace», dice uno de los policías.

Con mucha pena, los jóvenes de nacionalidad venezolana deciden liberar a las palomas que estaban en sus maletas.

Aunque se creía que los animales eran atrapados para llevar a cabo algún rito satánico, lo cierto es que estas iban a ser usadas como alimento.

«No da risa, da profunda tristeza. La crisis humanitaria que llegó a Cali viene acompañada de hambre e indiferencia», señala la cuenta que hizo viral el video.