Valentina Lizcano, famosa actriz colombiana, habló claro sobre la relación que tiene su hijo Salvador y Ricardo Leyva Jr., padre del menor.

Hace unos meses, la caleña se radicó en Cartagena a donde llegó a acompañada del pequeño y su pareja, Giulio Ianelli.

La mujer decidió darse una nueva oportunidad en el amor con este hombre quien se convertirá en el padre de su segundo hijo, ya que en el 2014 dio a luz a Salvador, quien nació fruto de la relación que sostuvo con el empresario Ricardo Leyva Jr.

A través de sus redes sociales, la mujer decidió hablar por primera vez en público sobre los rumores que hablan de una mala relación con su ex.

“¿Te llevas bien con el papá de Salvador?”, fue la pregunta que le hicieron a Valentina Lizcano.

“Traté por mucho tiempo tener una buena relación con él, pero no. No tengo ni buena ni mala, simplemente no tengo relación con él”, afirmó la mujer.

Tras esto, a la mujer le preguntaron si esta mala relación afecta a su hijo, ya que, algunos creen, que el pequeño ni habla y ni ve a su padre.

La mujer de 36 años señaló que “jamás le he prohibido al niño o al papá verse”, añadiendo que existe solo un requisito para que lo pueda hacer personalmente.

“Pido pruebas de Covid-19 porque el papá viaja mucho y tiene contacto con muchas personas, pero siempre pueden verse”, confirmó la mujer quien, de esta manera, busca proteger a su hijo del Coronavirus.

Valentina Lizcano no tuvo reparo en seguir hablando con el hijo del empresario Ricardo Leyva y quien lleva el mismo nombre de su padre.

“Una cosa es lo que pasa con los adultos y otra muy distinta es involucrar al niño en lo que pasa. Mi familia y yo siempre le hemos inculcado a Salvador el amor y respeto por su padre (..) él me escribe que si necesita algo y ya, todo muy enfocado a las necesidades de Salvador nada más”, dijo la actriz caleña.

Finalmente, respondió a los señalamientos por haber tenido hijos con padres distintos.

“Sí, así como los hombres, yo también tengo derecho a rehacer mi vida y soy una mujer responsable que a cada uno de sus hijos le tiene un papá”.

La mujer se mostró un poco ofuscada por este tema, el que concluyó con una contundente respuesta.

“Es bien loco como se afectan por el tema. Un hombre puede tener un hijo, creer que se enamoró de alguien, fallar y empezar de nuevo. A una mujer la sociedad no se lo aplaude, al contrario, te crucifican, no puedes volver a creer en el amor ni querer tener otro hijo”. finalizó.