La boxeadora colombiana Jenny Arias lloró al quedar eliminada de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

La deportista quedó por fuera del certamen deportivo en los cuartos de final de la categoría peso pluma femenino.

Arias, quien perdió por decisión unánime, se enfrentó a la filipina Nesthy Petecio en un round de muy buenos golpes.

Sin embargo, eso no fue suficiente para que la colombiana se colgara alguna de las tres medallas de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Tras la eliminación, la boxeadora Jenny Arias habló con los medios colombianos donde lloró desconsolada.

Asimismo, se hizo una autocrítica bastante dura y les pidió perdón a los entrenadores por no haber alcanzado el objetivo.

 

 

“Perdón a mis entrenadores porque sé que los defraudé, tenían muchas esperanzas en mí, tanto a mis entrenadores como a mis compañeros y toda mi familia. Esto no acaba acá y espero pararme de esta derrota y darle más victorias a Colombia”, expresó a los medios.

La boxeadora Jenny Arias también lloró al no poderle cumplir a su padre con una cirugía por su estado de salud, el cual era uno de sus principales objetivos en los Juegos Olímpicos de Tokio.

“A mi padre que lo que más quería era mandarlo a operar”, puntualizó.

Las conmovedoras palabras de la deportista colombiana conmovieron a más de un seguidor en las redes sociales.