La levantadora de pesas colombiana, Mercedes Pérez, concluyó el martes en el cuarto lugar de la categoría de 64 Kg, a un paso de darle a su país una segunda medalla en halterofilia.

 

Pérez, que ya fue cuarta en Rio-2016, cerró su participación con un total de 227 puntos, tres por detrás de la taiwanesa Wen-Huei, que se quedó el bronce.

 

La atleta de Santa Marta hizo un último intento por levantar 131 kilos que, de haberlo logrado, le hubiera empatado en el segundo lugar con la italiana Giorgia Bordignon (232 puntos).

Con uno de sus característicos gritos de automotivación (“¡Con el alma!”) Pérez puso todo su esfuerzo por su ansiada medalla olímpica pero, tras dejar caer la pesa, cayó de rodillas en un gesto de desesperación.

El oro se lo quedó la canadiense Maude Charron con 236 puntos.

 

Colombia había logrado el domingo su primera medalla de Tokio-2020 gracias al levantador Luis Mosquera en los 67 kilos masculinos.

 

A pesar de esta derrota, las redes sociales volcaron su apoyo a Mercedes Pérez quien se mostró muy afectada por esto.