Sesenta y tres pingüinos africanos, una especie en peligro de extinción, fueron encontrados muertos a causa de picaduras de abeja en una playa cerca de Ciudad del Cabo, informó el domingo la Fundación de África Austral para la Conservación de las Aves Costeras (Sanccob).

 

“Las abejas picaron a estas aves hasta causarles la muerte”, dijo a la AFP el doctor David Roberts, veterinario de esta fundación.

 

Los pingüinos muertos fueron descubiertos el viernes en la playa de Simon’s Town, a unos 40 kilómetros de Ciudad del Cabo.

Encontraron picaduras cerca de los ojos y también vieron abejas muertas en la playa, indicó Roberts.

 

Además de autopsias, los veterinarios realizarán otras pruebas para detectar enfermedades o sustancias tóxicas.

 

Roberts lamentó un hecho “raro e  inhabitual” que afecta a una especie en peligro, pero reconoció que “las abejas también forman parte del ecosistema”.

 

En Sudáfrica vive la comunidad de pingüinos africanos más importante del mundo.

 

Esta especie tenía una población de 13.000 parejas en 2019, sobre todo repartida entre Sudáfrica y Namibia.

 

Los pingüinos africanos se encuentran en peligro de extinción, según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).