Yuri Tolochko, físicoculturista ruso, anunció el fin de su relación con Margo, una muñeca sexual con la que se casó hace un tiempo.

Desde el mes de mayo de 2018, el hombre se hizo célebre por afirmar que sostenía relaciones amorosas con este tipo de muñecas.

Aunque algunos creían que se trataba de una adicción sexual, este fue mucho más allá y decidió contraer matrimonio con Margo, a quien hizo su esposa en medio de una ceremonia con fiesta incluida.

“Las parejas necesitan hablar menos y conectarse más. Con tiempo y experiencia, Margo y yo nos dimos cuenta de que se necesitan más que palabras para tener una conversación”, afirmó el fisiculturista en ese entonces.

A pesar del revuelo mundial que causó su unión marital, meses después de su boda el hombre decidió separarse por infidelidad.

Así lo contó en sus redes sociales donde afirmó que se divorció de Margo tras serle infiel con otra muñeca sexual.

Publicidad

“Todavía no estoy preparado para hablar sobre las razones del divorcio”, dijo el hombre quien ahora sale con uno de estos objetos llamado Lola.

Esta muñeca cuenta con una gran particularidad y es que tiene cabeza de mujer y cuerpo de gallina.

Además, el hombre afirmó que esta, a diferencia de la anterior, “no tiene identidad sexual ni de género”.

Por último, afirmó que su expareja, la muñeca Margo, tuvo que ser enviada a reparación tras la pelea que tuvieron al conocerse su infidelidad.