La historia de Yuri Tolochko, hombre que se casó con una muñeca de silicona llamada «Margo,» parece sacada de la ficción.

El fisiculturista es el protagonista de una insólita noticia, luego de que se conociera que contrajo matrimonio con un ser sin vida.

Kazajistán fue el epicentro de la particular ceremonia en la que el hombre y la muñeca de silicona, «unieron sus vidas para siempre», en medio de una celebración que se volvió viral en redes sociales.

A pesar de no tener vida, el hombre realizó una ceremonia completa a la que asistieron invitados e, incluso, su pareja lució un ostentoso vestido.

«Está pasando, continuará», escribió Yuri Tolochko quien se enamoró de su muñeca sexual en medio del confinamiento por Coronavirus.

Publicidad

En su cuenta oficial de Instagram, se aprecia la gran celebración en donde los nuevos esposos «se besan» y son felicitados por todos los invitados en medio de la fiesta.

«Las parejas necesitan hablar menos y conectarse más. Con tiempo y experiencia, Margo y yo nos dimos cuenta de que se necesitan más que palabras para tener una conversación», afirmó Yuri Tolochko en su perfil de Instagram.

En entrevista con el diario Daily Star,  el novio habló sobre la vida sexual que lleva con la muñeca de silicona con la que se casó.

«Nuestra historia me enciende mucho más que el sexo en sí. Me encanta ser torturado, puedo soportar bastante dolor. Yo también amo dominar. Margo es capaz de lo que otras personas no son capaces de hacer”, afirmó