Luego de que se abriera todo un debate por la multa de más de 800.000 pesos a un joven por comprar una empanada en la calle, un nuevo caso aumentó la polémica.

Se trata del caso de un menor de 14 años que, según la información conocida hasta el momento, fue multado por preguntarle a un policía si le gustaban las empanadas.

Puedes ver también: El operativo policial para multar a un vendedor de empanadas de 66 años

El hecho sucedió en Sincelejo y, cuenta el diario El Espectador, el menor fue multado por cometer una falta de respeto contra la autoridad, por lo que sus padres deberán pagar cerca de $800.000.

El teniente Marino Solano, implicado en el polémico caso, aseguró que el niño intentó sabotear un procedimiento que se llevaba a cabo en la Avenida Mariscal del barrio Florida, en Sincelejo.

Te recomendamos: Denuncia de mujer que fue multada por preguntar por una empanada sería falsa

Por eso, decidió llamar a la madre del menor e imponer el comparendo. Además, la Policía asegura que aunque la madre del menor insistía en que se necesitaba la presencia de la Policía de Infancia y Adolescencia, no era necesario, pues “ella fue enterada de la situación que se hizo mediante la modalidad de sistema verbal abreviado”.

Publicidad