Sigue la polémica por las ventas ambulantes en la capital, pero pareciera que solo se enfocan en aquellos que venden y compran empanadas, o hasta ahora, son los casos que más se han dado a conocer por las redes sociales y medios de comunicación.

Uno de los más recientes hechos fue el que logro captar la emisora Blu Radio en un sector al norte de Bogotá en el que se veía una escena de varios policías motorizados impartiendo una sanción a un vendedor de empanadas de avanzada edad.

Según la emisora, el señor se llama, Santiago Lancheros, quien vende empanadas en el parque Francia desde hace cuatro años, pero ahora terminó con un comparendo de $834.000, del cual dice es completamente injusto.

Te puede interesar:  Yo me niego y quiero seguir comprando: Steven, el joven multado por comprar una empanada

La periodista Maria Camila habló con él sobre cómo pasaron los hechos y esto le relató:

 “A nadie le estoy haciendo un mal. Llevaba 20 minutos en la zona, cuando alguien, una señora que nos hostiga y nos perjudica, llamó (a la Policía). Yo solo me estoy ganando el sustento de mi familia. La ganancia de una empanada y un tinto es el sustento y la educación de mis hijos”.

Publicidad

El señor, además relató que por colegas se ha enterado que por el sector se han incrementado los operativos en contra de los vendedores ambulantes y que lo peor es que de ser sancionados no tienen con que pagar el comparendo.

“No sé ni qué hacer para pagar el comparendo. Les pedí el favor que aceptaran que me retirara y me dijeron que ya era una orden del coronel y que tenían que llevar evidencias”, aseguró don Santiago.

¿Por qué hay multas para quienes venden y compran en la calle?

Según las autoridades con la entrada en vigor del nuevo código de Policía hace más de un año estas sanciones se deben por infringir el Numeral 04 del Artículo 140 del Código Nacional de Policía el que se multara a quien promover o facilitar el uso u ocupación del espacio público.

Es decir, que, de acuerdo con este código, esta medida no solo afectará a los que compran productos comestibles como la empanada, sino que también a aquellos que arrienden, permitan o incluso compren en lugares públicos.

En una entrevista para RCN Radio sobre el primer caso de multa por compra de empanadas a una vendedora ambulante, La coronel Sandra Liliana Rodríguez, explicó:

«Es importante decirles a los ciudadanos que la Policía solamente hace el comparendo y dentro del protocolo la persona puede ir a una audiencia con un inspector, quien finalmente toma la decisión de si la persona realmente está comprometida en ese comportamiento contrario a la convivencia».