Marcas internacionales como Louis Vuitton, Porsche y Bulgari anunciaron este martes la terminación o suspensión de sus contratos con el famoso cantante chinocanadiense Kris Wu, acusado de violación por una estudiante en un caso que generó una tormenta en China.

 

El escándalo mantiene paralelismos con el movimiento #MeToo que prendió en China en 2018, cuando mujeres feministas contaron sus experiencias como víctimas de acoso sexual, en ocasiones salpicando a influyentes figuras públicas.

 

En esta ocasión, la chispa la hizo saltar la estudiante de 19 años Du Meizhu, quien en una entrevista el domingo acusó a este cantante y actor de 30 años de haberla violado dos años atrás.

La chica aseguró que Kris Wu, que saltó a la fama como integrante del grupo sinosurcoreano de K-pop EXO, intentó comprar su silencio con 500.000 yuanes (unos 77.000 dólares) y afirmó que quería llevar adelante “procedimientos legales”.

 

“He visto a Du Meizhu solo una vez, en una velada con amigos, no la atiborré de alcohol (…) No hubo ninguna violación”, respondió el lunes Wu, que también tiene nacionalidad canadiense al haber crecido entre Vancouver y Cantón.

 

Su estudio publicó una larga respuesta a las acusaciones de Du, negando cualquier ofensa y defendiendo que la chica solo conoció una vez al cantante en una fiesta, falsificó su relato y extorsionó a su equipo por millones de yuanes.

 

“El estudio ya ha comenzado el proceso legal” contra la joven, explicó el lunes por la noche.

 

Solidaridad en línea

Las revelaciones de Du desencadenaron una ola de condena a la estrella pop en las redes sociales, así como muestras de apoyo a la joven estudiante y, en general, a las víctimas de violencia sexual.

 

Los efectos fueron considerables al implicar a una de las figuras chinas más rentables, cuyo rostro era omnipresente en publicidades de todo tipo en el gigantesco país.

 

Desde el lunes, un número creciente de marcas, entre ellas Louis Vuitton, Bulgari, Porsche o la china Tencent Video, anunciaron en las redes sociales que rompían o suspendían su colaboración con Kris Wu.

“Bulgari le da una gran importancia al incidente vinculado con Kris Wu y decidió terminar todas las colaboraciones con él a partir de hoy”, indicó este martes la marca de lujo en la plataforma Weibo, el equivalente de Twitter en China.

 

Louis Vuitton también anunció la suspensión de su cooperación con el cantante.

 

En las redes, usuarios enfadados pedían a otras marcas como L’Oreal Men y Lancome que también corten sus lazos con Wu.

 

Lancome indicó en un comunicado el jueves que su asociación con el cantante había terminado ya en junio.

 

Tras la entrevista de Du, otras presuntas víctimas salieron a la luz en internet y acusaron al equipo de Wu de comportamientos depredadores, como invitarlas a fiestas de karaoke con mucho alcohol en compañía de la estrella.

 

Etiquetas como “chicas ayudan a chicas” y similares usadas para expresar solidaridad con la joven fueron desactivadas en Weibo y retiradas de la lista de más comentadas.

 

La Asociación China de Artes de Interpretación dijo el lunes que el castigo contra Wu “debe estar basado en hechos y no en revelaciones en internet”, pero pidió un “castigo severo” si se demuestra que cometió delitos.

En Weibo también proliferó la etiqueta “la ley es el más bajo de los estandares morales”, con 830 millones de visualizaciones, en las que los usuarios denunciaban los altos requisitos exigidos a las víctimas para demostrar un abuso sexual ante la justicia.