Cuando creíamos que la época de Pokémon Go se había acabado, aparece un hombre que viola el confinamiento para ir a cazar estas criaturas.

La Policía de Inglaterra detuvo a un hombre que salió de su residencia e hizo un recorrido de 25 minutos a pie para cazar pokemones.

El problema es que el responsable lo hizo en pleno confinamiento estricto por el COVID-19, donde las personas únicamente pueden salir a los esencial.

Es decir, a comprar medicinas, hacer mercado, citas relacionadas con la salud y por trabajo.

Sin embargo, cuando fue interceptado por las autoridades, el hombre, que estaba jugando Pokémon Go, no supo explicar por qué estaba violando en confinamiento.

 

 

A las autoridades no les convenció su respuesta, por lo que le impusieron una multa de 200 libras, unos 950.130 pesos colombianos.

El responsable, que caminó casi 20 kilómetros por jugar Pokémon Go, desde Bedworth hasta la localidad de Kenilworth, no tuvo otra alternativa que regresarse a su casa a pie.

Publicidad

Actualmente, Reino Unido tiene una de las normas más estrictas de confinamiento en el mundo.

La razón es porque descubrieron una nueva cepa que es mucho más contagiosa que el propio COVID-19.