Dos jóvenes que se preparaban para hacer grafitis fueron amenazados por un desconocido en Bogotá.

Un nuevo hecho de intolerancia se volvió viral en redes sociales, luego de que se denunciara el accionar violento de un sujeto contra dos artistas callejeros.

La amenaza ocurrió en el barrio El Tintal, localizado al Suroccidente de Bogotá: allí se encontraban los jóvenes quienes se preparaban para hacer un grafiti en una pared de un conjunto residencial.

A pesar de que aún era de día y los grafiteros iban a realizar su obra sin necesidad de esconderse, un residente de la zona expresó su inconformismo.

“Graben. Saliendo de acá, saliendo. ¿Se va a tirar la pared del conjunto?”, dice el hombre mientras se acerca mostrando un arma de fuego.

Ante esta amenaza, el miedo se apoderó de los jóvenes que decidieron recoger sus cosas e irse.

“Ya me voy, tranquilo. ¿Dónde me la tiré?”, dice uno de ellos mientras se monta en su bicicleta.

Las víctimas de esta amenaza compartieron la historia en sus redes sociales, haciendo viral esta denuncia. 

“Ayer hicimos un ‘stencil’ de 10 cm x 8 cm en una pared de 5 metros y salió este señor de la nada y nos sacó un fierro y nos apuntó a los dos”, afirmó uno de los afectados.

Aunque algunas personas rechazaron este acto de intolerancia, otros afirman que estas prácticas artísticas deberían estar prohibidas en lugares públicos y propiedades privadas como paredes de conjuntos residenciales.

Según el código de Policía, hacer grafitis o pintar paredes sin autorización es un desacato a la ley.

“Solo es posible hacer grafitis en zonas autorizadas por las autoridades locales y está prohibido hacerlo incluso en postes, fachadas, puentes y otras zonas no permitidas para ello”, afirma la ley.