Daneidy Barrera Rojas, más conocida como Epa Colombia, abrió su corazón y explicó cómo logró cambiar su vida, luego de ser condenada por vandalizar TransMilenio.

Fue en el año 2019 cuando la influenciadora Epa Colombia estuvo en líos judiciales por compartir un video donde dañaba algunas estaciones de TransMilenio.

Incluso, en la grabación incitaba a otras personas a hacer lo mismo argumentando que el Gobierno se “quedaba con los impuestos de los colombianos”.

Tras el rollo judicial, la joven fue condenada a 3 años y 8 meses de prisión. Sin embargo, como la condena fue menor a 4 años, no fue a la cárcel y tuvo que pagar 21’.945.000 pesos.

Además, la Fiscalía le quitó por ocho meses sus redes sociales, con las que en esa época la joven trabajaba.

 

 

El lío con la justicia tras vandalizar TransMilenio, hicieron que Epa Colombia se cortara las venas e intentara quitarse la vida.

“Me quería quitar la vida porque no tenía redes sociales (…) con un bisturí (…) pasé un momento difícil no quería vivir”, relató en entrevista con La Red.

Hoy, 2 años después de los problemas por vandalizar TransMilenio, Epa Colombia es un referente en el mundo empresarial.

Pues se convirtió en una empresaria exitosa de keratinas que madruga a laborar y generar nuevos empleos.

“Me arrepiento de haber hecho lo de TransMilenio, de dañar lo ajenos (…) cuando la Fiscalía me quitó las redes hicieron a una nueva Epa Colombia (…) uno tiene derecho a cambiar y las segundas oportunidades existen”, indicó.

Actualmente, la empresaria tiene dos bodegas de keratinas y una propiedad en las que se elabora el producto con el que, según ella, logró salir de la pobreza.