A pesar de la pandemia generada por el Coronavirus, una familia colombiana decidió viajar a Brasil para acompañar a la selección en la Copa América.

La familia Calderón, como se han identificado en redes sociales, llegaron hasta la ciudad de Cuiabá, ubicada en el vecino país, con la ilusión de poder estar en el partido en el que Colombia enfrentaría a Ecuador.

Sin embargo, a su llegada al estadio ‘Arena Pantanal’ los hinchas colombianos se llevaron una sorpresa al enterarse de que no estaba permitido el acceso al público, debido a la emergencia ocasionada por el Coronavirus, teniendo en cuenta que Brasil es uno de los países más afectados.

Por esta razón, a diferencia de la Eurocopa, la Copa América se juega a puerta cerrada y sin el ingreso de personas ajenas a la organización.

“Inicialmente teníamos programado ir a la Copa América en Colombia y Argentina, compramos boletos para Buenos Aires, decidimos posponerlo para Brasil, y aquí estamos esperando la Selección”, señaló Julia Calderón quien esperaba cumplir el sueño de sus hijos.

A pesar de este viaje, fue hasta que se encontraba en la salida del estadio que se enteró de que no había venta de boletas.

Triste confusión

Debido a que Colombia había jugado contra Argentina con algo de público en Barranquilla por las Eliminatorias a Catar 2022, esta imaginó que lo mismo ocurría en la Copa América.

“Colombia tuvo una audiencia con el 30% de la población del estadio, así que imaginamos que aquí sería lo mismo”, señaló la mujer.

Además de este encuentro, la familia pretendía asistir a los partidos que la ‘tricolor’ iba a disputar contra Brasil, Venezuela, Perú y Ecuador.

Ahora, tendrán que verlos por televisión y disfrutar del turismo en ciudades como Cuiabá, Goiânia y Río de Janeiro, a donde tenían programado ir.