¿Qué seguridad tienen ustedes que en el colegio o jardín donde tienen a sus hijos los tratan con respeto y dignidad? Hay que reprender, sí, pero no a los golpes. Un nuevo caso se ha vuelto viral por la manera en la que una profesora le da tremenda golpiza a una niña de kínder.

El incidente ocurrió durante una clase de kindergarten en la escuela primaria Bluejacket Flint en Shawnee, KS. (Estados Unidos) cuando una madre le reclamó al colegio que le respondieran por los morados que tenía su pequeña hija.

El colegio negó todo tipo de maltrato, al igual que la profesora; sin embargo, la perspicaz niña se percató que cuando la estaban golpeando había cámaras y solo fue hasta que la mamá de la niña pidió las grabaciones que se dieron cuenta del horror.

Mira también: La golpiza a un niño fue tan dura, que mamá denuncia el bullying de su hijo con su camiseta ensangrentada

En la grabación se observa cómo la profesora Crystal Smith estaba con el grupo de niños en la biblioteca cuando, una de ellas -la víctima- se esconde en una estantería, la señora se da cuenta, la zarandea con fuerza y al ver que la niña no se levanta, le da una brutal patada.

La maestra de kindergarten había descrito a una violenta niña de 5 años dando vueltas, tirando libros, pateando a su maestra, pero el video muestra algo muy diferente.

Publicidad

Cuando vi el video fue desgarrador, porque todo lo que dijo, se sentó en la misma mesa que yo y mintió sobre todo … me mintió. Ella mintió a todos los demás. Ella fue casi realmente convincente «, dijo la madre a la cadena de televisión KCTV5.

Te puede interesar: ¿Cómo identificar a un niño que sufre de maltrato?

Luego de conocer la realidad de la situación, la institución expulsó a la docente y publicaron este comunicado:

“El Distrito Escolar de Shawnee Mission está profundamente preocupado por las acciones que se muestran en el video. Asumimos nuestra responsabilidad de mantener a nuestros hijos a salvo muy en serio, y como padres y educadores, nos sentimos desconsolados cuando un niño no es tratado con amor y respeto. Tan pronto como descubrimos lo que sucedió, actuamos para quitar a la profesora del contacto con los estudiantes y procedimos inmediatamente en despedir a esa docente».