La semana pasada el país se solidarizó con María Fernanda Echeverry, la joven que denunció la muerte de su perro Homero en la bodega de un avión de la aerolínea EasyFly.

Según relató la joven, en el vuelo de Puerto Asís a Cali no pudo llevar a su mascota en la cabina, por lo que fue obligada a dejarla en la bodega.

Sin embargo, al llegar a Cali, María Fernanda Echeverry encontró a su perro ‘Homero’ sin vida dentro del guacal.

Las redes sociales en su momento se llenaron de comentarios a favor de la denuncia de la mujer, mientras otros le expresaron su solidaridad.

 

Publicidad

Foto: Instagram @mafe_echeverry18

 

Las denuncias contra María Fernanda Echeverry

 

Ahora, en Internet se volvió a abrir un nuevo capítulo sobre el caso de María Fernanda Echeverry y su perro ‘Homero’. Esta vez, en contra de la propietaria.

Varios usuarios se dieron a la tarea de investigar un poco más sobre la vida de ‘Homero’ y se encontraron con que, al parecer, María Fernanda Echeverry, su dueña, lo tenía para sacarle crías y venderlas en los criaderos.

En una publicación en el Instagram de Homero (homero_bully18) una mujer le pregunta a su propietaria «dónde lo compró». María Fernanda Echeverry le indicó que lo adquirió en un criadero de Medellín y que pronto habrían crías.

 

Foto: redes sociales.

 

Otras personas en Twitter le recriminaron haberle cortado las orejas a ‘Homero’, una cruel práctica para los perros, pues la raza American Bully (de la que era la mascota) tienen las orejas largas, pero algunos optan por cortárselas para que se vean más estéticos.

Al parecer, la dueña de Homero decidió cortarle sus orejas para que se viera mejor.

 

 

Foto: redes sociales.

 

No obstante, María Fernanda Echeverry salió a defenderse en sus redes sociales asegurando que no comercializaba las crías de Homero, sino que, por el contrario, estaban con ella.

“Los bebés ya están grandes y viven conmigo. No hable lo que no sabe”, respondió.

 

Foto: redes sociales.

 

La investigación por la muerte de Homero

 

Luego de la denuncia sobre la muerte del perro, la Fiscalía General de la Nación anunció que asumió la investigación que involucra a la aerolínea EasyFly.

Al parecer, se habría presentado una inconsistencia en enviar el perro en bodega, cuando, supuestamente, la propietaria al comprar el tiquete aclaró que “viajaba única y exclusivamente con el perro en cabina”.

María Fernanda Echeverry consultó con un experto y Homero habría muerto en la bodega del avión por hipotermia e hipoxia (cuando no hay suficiente oxígeno en la sangre).

 

 

Foto: Instagram @mafe_echeverry18

 

La respuesta de EasyFly

 

La aerolínea emitió un comunicado expresando sus condolencias a la propietaria de Homero.

Asimismo, indicó que la mujer no presentó la documentación requerida para el transporte del perro en cabina.

“Incluye certificado médico de apoyo emocional y carnet de vacunas, en razón a lo cual la compañía ofreció a la pasajera, la opción de transportarlo en la bodega del avión en un guacal, como procede en estos casos”, cita la misiva.