En medio de la coyuntura actual que se vive por la pandemia causada por el COVID-19, la gente busca formas de entretenerse explorando diferentes culturas.

Entre eso, en las redes sociales, empezó a circular una canción (o más bien, un audio), que tiene un ritmo bastante «pegajoso».

Aparentemente la canción no tiene nada del otro mundo, se identifica en el audio a una chica (quizá una niña) y a un hombre con voz gruesa.

Además, porque el nombre de la canción que es конфетка, que traduce al español «cariño» o «dulce».

Y entonces, varias personas empezaron a usar el audio con un tono divertido y gracioso:

La verdad detrás de la canción rusa

Lo cierto de la canción rusa es que es sobre un pedófilo y tiene una letra bastante explícita.

Cuenta la historia de un hombre que ve a una niña de 8 años jugando en un arenero, se acerca a preguntarle si quiere un dulce, y la invita a ir detrás del corral para «jugar». El coro dice «niña, ven a mí» a lo que la pequeña le dice «¿Qué? ¿Para qué? ¡no!».

Más adelante la niña dice «sucio pedófilo, aléjate de mí», y luego sigue: «mi papá es policía así que un gran castigo te espera», y el hombre responde «¡oh no! perdóname». Y luego, es la pequeña la que le ofrece un dulce y él dice que no.

Quizá este es uno de los videos que más críticas ha recibido:

@danielzb82Llevo cuadras siguiendoté!! Nunca aceptes nada de un extraño. ##trokers ##teamtoklatinos♬ КОНФЕТКА MARRY ME Ft BELLAMY ЛЕРА ХОЛОД TRADUCIDA – 1cherry_lyrics2

Así, desde que se ha conocido el verdadero significado de la canción, se ha promovido una campaña para que no se tome la situación como un juego:

@aleivanovastylePor si querían saber de que se trata esta canción 😉♬ КОНФЕТКА MARRY ME Ft BELLAMY ЛЕРА ХОЛОД TRADUCIDA – 1cherry_lyrics2

La canción rusa de un pedófilo, конфетка, es de un chico cantante que se denomina «Marry me, Bellamy» y del que, la verdad, no hay mucha información. Solo se describe en su cuenta como «voz rusa sexy».

Por eso, es importante prestar atención y educar a los más pequeños que todo lo que ven y escuchan en redes sociales, especialmente en otros idiomas, tienen significados profundos que pueden no entender.