Luego de su furor por el estreno de la serie en Netflix, Selena Quintanilla vuelve a ser noticia y aprovechamos para ver cómo luce en la actualidad su exesposo Chris Pérez.

La Reina del Tex-Mex de nuevo está en el foco de atención de muchos y su relación con el guitarrista Chris Pérez, su esposo desde 1992, también volvió a llamar la atención.

Te puede interesar: Imágenes de Lady Noriega sin maquillaje «espanta» a sus seguidores

Un amor prohibido

Vale la pena recordar que la pareja se conoció cuando la artista tocaba con sus hermanos en el grupo Selena y Los Dinos, y Pérez ingresó a la banda como guitarrista.

Asimismo, es importante destacar que la famosa relación amorosa fue rechaza por los padres de la cantante fallecida, quien a final se casó con su novio a escondidas de su familia.

Selena Quintanilla, éxito tras éxito

Selena publicó cinco álbumes con éxitos “Como la flor” y “Bidi Bidi Bom Bom”. Obtuvo un Grammy estadounidense, 13 premios Billboard Latinos y otros galardones de la música texana.

En 2017 recibió una estrella póstuma en el Paseo de la Fama de Hollywood.

El cambio de Chris Pérez

Tras la muerte de Selena, el reconocido guitarrista contrajo matrimonio en el 2001, del cual tuvo dos hijos de esa unión, relación que llegó a su fin en el 2008.

Te recomendamos: Elianis Garrido mostró los resultados de su cirugía de reducción de busto

Pérez jamás se alejó del mundo de la música, pues además de ser reconocido por ser el gran amor de la Reina del Tex-mex, el talentoso artista creó un proyecto musical llamado The Chris Pérez Project.

La nueva serie

La serie es la primera aprobado por la familia Quintanilla en formato de televisión desde el filme dirigido por Gregory Nava en 1997 y estelarizado por la estadounidense Jennifer Lopez.

La historia retrata la transición de la intérprete desde sus inicios, cuando cantaba en íntimos eventos familiares, hasta su transformación en la reina de la música texana.

No dejes de ver: Las sensuales fotos en hilo de Ana Lucía Domínguez que dejaron a más de uno sin aliento