Un pastor brasileño golpeó a su esposa cuando a través de una videollamada hablaba con su comunidad de la palabra del Señor.

Las imágenes, difundidas en redes sociales, muestran el momento en que Edson Araujo, de la iglesia Dios es Amor, estaba molesto porque la cámara que sostenía su esposa no estaba bien ubicada.

De inmediato se para de la silla en la que estaba sentado y golpea a su esposa.

“Estoy harto, mierda. ¡Haz las cosas bien, imbécil!”, le dice el pastor a la mujer.

 

 

Publicidad

Al regresar a la silla y sin percatarse que la grabación ya había empezado, pone las manos sobre la Biblia para pedirles a sus feligreses que “acepten la paz del Señor”.

Las imágenes del pastor generaron el repudio entre la comunidad evangélica, quienes le exigieron que saliera a ofrecer excusas.

El pastor tuvo que salir en una nueva grabación a decir que se disculpaba por sus actos, pero negó que hubiera golpeado a su esposa.

“Ayer estábamos en el horario de servicio, y no teníamos una posición correcta del equipo, así que me levanté y fui a tratar de ordenar, y luego terminé tirando otro celular que hace la transmisión del himno. Ese dispositivo cayó al suelo y se rompió. Entré allí de forma temeraria, de forma equivocada, que no podía actuar por esa conducta y la forma en que actué, dirigí una palabra, nunca tuvimos ningún tipo de problema”, expresó en un nuevo video.

 

 

Sin embargo y ante el repudio que causó su video, el pastor se excusó con su comunidad por su reprochable comportamiento.

“Quiero aquí, de antemano, primero a Dios, quiero pedir públicamente mi perdón y el de mi esposa Deborah por mi actitud, mi error y mi fracaso”, dijo.