Una mujer llegó como cualquier día a su oficina, pero después de unos momentos, unos extraños ruidos en el techo la alarmaron. La sorpresa que se llevó ella y otros trabajadores es que la responsable de esos ruidos era una boa constrictor.

El sorprendente hecho ocurrió en el municipio de Aipe (Huila), en las instalaciones administrativas de Campo Dina de Ecopetrol y los héroes de la escalofriante situación fueron los bomberos de Neiva.

Las personas aún no entienden cómo la culebra llegó hasta el techo falso de esta oficina y una de las cosas que más sorprende del video es el gran tamaño que tiene una parte del cuerpo del reptil.

De acuerdo con uno de los bomberos que atendieron la emergencia, se escucha en el video es que lo más probable es que se haya comido un gato.

En entrevista con RCN Radio, el teniente del Cuerpo de Bombero de Neiva, Elmer Pérez, aseguró que se han presentado siete casos de grandes serpientes que han sido encontradas en conjuntos cerrados y viviendas.

La boa no es originaria de esta región y podría estar bajando por el río Magdalena, ya que en esta región es más usual encontrar la serpiente Cascabel, dijo el teniente y añadió que la aparición de estos reptiles en hogares puede ser por las altas temperaturas.