La aparición en varios lugares de Estados Unidos de la Vespa mandarinia, la avispa más grande del mundo, ha generado gran preocupación. No solo por sus agresiones contra humanos, también por sus ataques a las abejas.

El llamado «avispón asesino» ha creado temor en redes sociales, sobre todo por unos videos que muestran su potente aguijón en humanos y ratones.

Ahora bien, las abejas son insectos fundamentales para varios ecosistemas por su función polinizadora en las plantas. Se calcula que la tercera parte de los alimentos que consume la humanidad pasan por este proceso.

Sin embargo, en Japón, las abejas lograron adaptarse al peligro que representaba el avispón, desarrollando una increíble estrategia de defensa.

En el siguiente documental puede ver cómo le ponen una trampa a la Vespa mandarinia, desactivando su amenaza con una inesperada arma.

Publicidad