Pese a que Tom Cruise tiene permitido ver hasta 10 días por mes a su hija Suri, según lo estipula el acuerdo de divorcio con Katie Holmes, el actor se niega a tener contacto la menor desde hace varios años.

El informe lo dio a conocer ‘Us Weekly’ asegurando que el protagonista de ‘Misión Imposible’ prefiere no ver a Suri porque “ella no pertenece a la iglesia de Cienciología”.

Tony Ortega, un ex editor de The Village Voice y crítico de la Cienciología, afirmó que Holmes probablemente «firmó algún tipo de acuerdo en el que se comprometía a no hablar mal de la Cienciología» a cambio de recibir custodia de su hija

«Estoy seguro de que su padre, quien es un abogado muy inteligente, probablemente le dijo que mantener una amistad con Leah Remini podría ser considerado como un ataque a la Iglesia en los ojos de Tom«, explicó Ortega a Us Weekly.

«Todos esperábamos que eventualmente Katie iba a hablar más y que las íbamos a ver juntas nuevamente, pero Leah ha expuesto muchos de los abusos que ocurren dentro de la Cienciología y creo que Katie quiere mantener la vida que tiene con Suri y no entrar en guerra con la Iglesia», puntualizó.