A pesar de que se convertirá en una de las estrellas del PSG, Lionel Messi decidió no aceptar la camiseta número 10 que porta Neymar.

Todo un revuelo causó el futbolista argentino en París, ciudad a la que arribó este martes 10 de agosto para concretar los detalles del contrato que lo convertirá oficialmente en jugador del club francés.

Tras cautivar a la fanaticada parisina con un mensaje alusivo a “la ciudad de la luz”, el tema de discusión se centraba en el número de camiseta que llevaría Lionel Messi en el PSG.

Según lo comentado en las últimas horas, el brasileño Neymar, una de las otras estrellas del club, le pidió al argentino que usara su casaca 10, la cual este ha portado durante casi toda su carrera en el Barcelona de España y la selección nacional.

Sin embargo, Messi rechazó usar esta camiseta y dejarle este número a su amigo, el cual lo usa desde hace varios años.

Ante esto, muchos apuntaron a que el delantero llevaría el número 19, el cual usó durante sus primeros años de carrera en el Barcelona, aunque esto no pudo ser ya que el español, Pablo Sarabia, estaba inscrito en la Ligue 1 con este número.

Un número no tan desconocido

Al ver que el 10 y el 19 ya estaban apartados en la plantilla del PSG, el número escogido por Lionel Messi y que portará en su camiseta será el 30, uno que pocos imaginaban volver a ver en “la Pulga”.

Aunque no es un digito frecuente entre los uniformes de los futbolistas, el 30 le trae gratos recuerdos al argentino, ya que con este número debutó con el Barcelona en octubre del 2004 en un derbi catalán contra Espanyol.