El joven cantante canadiense Justin Bieber, quien recientemente tuvo una segunda boda con la modelo  Hailey Baldwin, vuelve a ser el centro de las críticas, esta vez, no por sus infidelidades o abusos en el alcohol y las drogas, sino por sus nuevas mascotas.

Según el portal The Hollywood Reporter, el cantante canadiense gastó US$35.000, es decir aproximadamente 120 millones de pesos, en dos gatos de raza Savannah, considerado el gato híbrido más grande disponible en la actualidad.

El sitio web de Select Exotics dice que los gatos Savannah son un cruce entre un gato domesticado y un gato Serval africano mediano de orejas grandes. «Brillante, inventivo, inteligente, incluso ingenioso, juguetón, encantador e intensamente enérgico, así es el simpático gato Savannah. Es muy parecido a un perro», dijo el portal web.

Te puede interesar: Científicos explican por qué este gallo tiene absolutamente todo negro, ¡hasta sus órganos!

Publicidad

El cantante, de 25 años, compró a los dos hermanos, hembra y macho, a finales de septiembre y los llamó Sushi y Tuna. Este par de gatos ya son famosos en redes sociales, pues Justin Bieber les creo su propio Instagram, la cual ya tiene más de 318 mil seguidores.

Mira también: Estudio confirma que los gatos son tan apegados a sus cuidadores como los niños y perros

Pero su compara no cayo bien entre el grupo de defensores de los animales PETA.

«Justin Bieber podría inspirar a sus fanáticos de todo el mundo a salvar una vida adoptando un gato de un refugio de animales local, en lugar de alimentar la peligrosa demanda de gatos híbridos, contribuir a la crisis de sobrepoblación de animales y demostrarlo cuando se trata de ayudar animales, su postura hasta ahora es ‘No me importa'», aseguró Peta en un comunicado a CNN.

El artista no se quedó callado y a través de su Instagram manifestó su molestia en incluso uso palabras fuertes al decirles que se “chuparan su decisión”.

«Enfóquense en problemas reales. Como la caza furtiva y la brutalidad animal», escribió en una nota publicada en sus historias de Instagram. «¿se complican porque quiero un tipo específico de gato? No molestaron cuando conseguí a mi perro Oscar y él no fue un rescate… ¿cada mascota que tengamos debe venir de un refugio? Creo en la adopción de animales rescatados, pero también creo que hay preferencias y para eso están los criadores».

PETA volvió a responderle en un comunicado difundido en sus redes el viernes en el que decía: «Lo siento, Justin, pero debes pensar más profundamente sobre este tema: cuando millones de animales pierden la vida cada año porque no hay suficientes personas que adopten, en lugar de elegir comprar, la crisis de sobrepoblación de animales es un ‘ problema real.'»

No dejes de ver:

El verdadero origen del meme de la mujer reclamándole a un gato indolente