El cantante de música popular, Jessi Uribe, tomó medidas radicales para taparse el nombre de su exesposa Sandra Barrios, la madre de sus cuatro hijos y de quien se divorció hace poco.

Jessi Uribe, uno de los máximos exponentes de su género, sigue dando de qué hablar por su vida privada que ha estado en boca de todo el mundo durante los últimos meses.

Tras la confirmación de su romance con Paola Jara, cantante y con quien lanzó hace un año el tema ‘Como si nada’, el bumangués ha lidiado con varios problemas y declaraciones dadas por su exesposa, Sandra Barrios.

Luego de que la mujer le asegurara al programa ‘Lo Sé Todo’ que el hombre le fue infiel en el año 2019, Jessi Uribe tomó medidas radicales.

Tras eliminar en meses anteriores todas las fotos que tenían en familia, Jessi Uribe se borró el nombre de ella que tenía tatuado en su muñeca del brazo izquierdo.

El hombre decidió hacer una manga de color negro para tapar el nombre de ‘Sandra’ que llevaba desde hace varios años. Así se puede evidenciar en varias de sus imágenes.