La Organización de la Aviación Civil Internacional (OACI) publicó una serie de recomendaciones sobre la reactivación del transporte aéreo a nivel mundial, fuertemente afectado por la pandemia del nuevo coronavirus.

El protocolo sanitario fue elaborado en colaboración con la Organización Mundial de la Salud y la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA), que reúne a unas 290 compañías del sector.

Mascarillas, control de temperatura, desinfección de aviones: son algunas de las directrices que seguramente tendrán que cumplir los pasajeros y personal de las aerolíneas, tanto en los aeropuertos como en los aviones.

Así que preste atención a este resumen de la AFP sobre el informe, en el que las organizaciones llaman a países y compañías aéreas a implementar de forma «coordinada a escala mundial» para recuperar la confianza de los viajeros.

1. El pasajero deberá presentar a su llegada al aeropuerto una declaración de salud y se le practicará un primer control de temperatura.

Luego, se alentará a hacer check in en línea, y los controles de seguridad serán repensados para limitar el contacto físico y las filas de espera.

2. La mascarilla deberá ser de uso obligatorio en los aeropuertos, en donde deberá respetarse una distancia física de al menos un metro, al igual que dentro de los aviones.

3. Se pide minimizar los desplazamientos durante el vuelo y evitar las filas de espera en los baños. A los pasajeros se les asignará la cabina de baños correspondiente, en función del lugar que ocupen en el avión.

4. A los pasajeros se les pedirá que viajen con la menor cantidad de equipaje de mano. Diarios y revistas no serán bienvenidos a bordo y las ventas en los free-shops (comercios libres de impuestos) estarán limitadas.

5. El tiquete de embarque en teléfonos móviles será privilegiado, así como todas las tecnologías «sin contacto» como el reconocimiento facial u ocular en los aeropuertos.

«Eso permitirá eliminar o reducir fuertemente la necesidad de un contacto entre empleados y pasajeros para los documentos de viaje», según la OACI.

6. El acceso a los aeropuertos debería verse limitado a viajeros, acompañantes en el caso de personas con dificultades, y personal.

7. Los empleados de los aeropuertos deberán estar equipados con implementos de protección, incluyendo «viseras, guantes y mascarillas médicas».

8. Sobre la ocupación de asientos, la OACI no sugiere eliminar algunos lugares porque sería una amenaza para la rentabilidad de las aerolíneas.

Por eso, en cambio, pide que los pasajeros estén tan alejados como sea posible en función de la tasa de ocupación del avión.

9. También aconseja que los alimentos a bordo vengan preenvasados y que el avión sea desinfectado regularmente.

Philippe Bertoux, representante de Francia en el Consejo de la OACI, explicó a la agencia AFP que «no se trata de medidas obligatorias sino de una referencia por el amplio consenso que conllevan».

La OACI estima que la pandemia de COVID-19 podría reducir en 1.500 millones el número de pasajeros de aquí a fin de año, tiempo en el que las aerolíneas perderían más de 314.000 millones de dólares en 2020.