Con el ritmo tan acelerado que llevan muchas personas por su trabajo y su estudio, es poco el tiempo que queda en el día para limpiar de manera completa y adecuada la casa. Es entendible que llegues cansado y que lo último que quieras hacer sea convertirte en una “super ama de casa”.

Sin embargo, existen lugares, pero sobre todo cosas, que usamos a diario que albergan una gran cantidad de bacterias que podrían llegar a ser potencialmente peligrosas porque se desarrollan en ambientes húmedos, cálidos o llenos de polvo.

Te recomendamos: Lo bueno y lo malo de dormir con tu mascota

Puede que realmente estas cosas no te hayan enfermado o no lo vayan hacer, pero estas cosas deberían estar limpias para evitar situaciones incómodas por la apariencia o los malos olores. Sin más preámbulo estas son:

1. Celulares

Según un estudio de la Universidad de Stanford, los móviles contienen 18 veces más bacterias que el inodoro. Te recomendamos que limpies estos aparatos con una toallita desinfectante o humedecida en alcohol.

Publicidad

2. Brochas de maquillaje

Tenemos que tener en cuenta que las brochas sucias contienen restos de maquillaje antiguo, gérmenes y bacterias que pasan a nuestra piel cada vez que las utilizamos. Lávalas con agua caliente.

Foto: 123 RF

Mira también: 5 impactantes videos de accidentes en moto en Colombia 

3. El cepillo del pelo

Durante el día, el cepillo puede acumular polvo, bacterias e incluso parásitos como pulgas o piejos que posteriormente pasamos por nuestro pelo. Cada vez que lo uses, procura no dejar ni un solo pelo adherido.

4. Canasta de ropa sucia

En este espacio se acumulan los gérmenes de todos los integrantes de la familia. Además que es un lugar cálido y en el que también se puede alojar humedad, por lo cual es el ambiente perfecto para bacterias dañinas.

Foto: 123 RF

5. Las llaves de la casa o del carro

Estos utensilios son un auténtico foco de bacterias porque las personas nunca las limpian, a pesar de que están en contacto con muchas personas y en diferentes espacios propicios de acumulación de gérmenes.

Te puede interesar:  Señales que te indican que no naciste para tener hijos 

6. La esponja de lavar los platos

Generalmente se cree que porque anda en constante remojo con jabón está limpia, pero nada más equivocado que esto. De hecho, este es un perfecto ejemplo del escenario ideal para el crecimiento de bacterias. Este utensilio generalmente queda con restos de comida y en un recipiente con agua estancada. Lo ideal sería que quedara lavado y en un lugar aparte para que quede seco. 

Foto: 123 RF

7. Las almohadas

De tu cama, es el lugar donde más se pueden acumular ácaros por los desechos que pueden provenir de tus oídos, boca y pelo. Por eso, lo recomendable es que siempre sacudas al alomada antes y después de acostarte. Además, de un lavado constante.