Clive e Irene estuvieron casados desde 1977 hasta 1985 y fruto de ese amor nacieron dos hijas; Sarah y Tanya.

Sin embargo, y cuatro años después de su ruptura, Clive comenzó a salir en secreto con Brenda, su exsuegra, según informó el diario Daily Mirror.

Las salidas y los detalles hicieron que Clive y Brenda se enamoraran, hasta que en 1997 anunciaron que se casarían.

 

 

No obstante, no todo fue felicidad, pues el hombre fue arrestado bajo una vieja ley que protegía “la familia y la moral” y no permitía “evitar la competencia sexual entre padres e hijos”.

Publicidad

Sin embargo y tras una batalla judicial, Clive y Brenda lograron casarse por lo civil en 2007. Situación que molestó mucho a su exesposa Irene.

La hija de Brenda, Irene, expresó al diario Daily Mirror que lo que hizo su madre fue una “traición” y que desde entonces rompió todo vínculo con su progenitora.

“Ya no sé quién es mi mamá. Clive ha dividido a nuestra familia. Nunca lo perdonaré”, dijo Irene.

 

 

Brenda ha tratado en varias oportunidades en reconciliarse con su hija, pero hasta la fecha no ha sido posible.

Clive y Brenda llevan 13 años de casados y siguen siendo una pareja feliz, ambos indicaron al mismo medio que son muy felices y que comparten la mayor parte del tiempo juntos.

«La gente pensó que no duraríamos, pero somos más fuertes que nunca«, manifestó el hombre de 65 años.

Hace poco la mujer tuvo una recaída en su salud, por lo que fue necesario que le pusieran un marcapasos, para que el oxígeno llegara a su corazón. Desde este accidente, Clive está más pendiente que nunca de su esposa.

 

Foto: tomada de la página web de Daily Mirror.