El fotógrafo turco Mehmet Aslan ganó el premio a la “foto del año” en los Siena International Photo Awards 2021, con la imagen de un refugiado sirio y su hijo en la provincia turca de Hatay.

Titulada “Las dificultades de la vida”, la fotografía muestra al padre, Munzir, quien perdió la pierna derecha en un bombardeo en Idlib, Siria, sosteniendo a su hijo Mustafa, que nació sin extremidades.

Se puede ver a Munzir apoyando su extremidad en una muleta mientras su hijo le sonríe, gestos que han conmovido a miles en todo el mundo.

La historia de la familia

Munzir perdió la pierna derecha cuando cayó una bomba mientras caminaba por un bazar en Idlib, donde hay un semillero de violencia, porque es la última provincia de los grupos rebeldes y yihadistas, lugar atacado por fuerzas gubernamentales y aliados.

La familia ahora vive en el sur de Turquía, cerca de la frontera con Siria, donde han estado buscando prótesis para Mustafa.

El niño nació con un raro trastorno congénito llamado Tetra-amelia, que se caracteriza por la ausencia de las cuatro extremidades.

En el sitio web de los Siena International Photo Awards, aparece que la condición fue “causada por los medicamentos que su madre Zeynep tuvo que tomar después de enfermarse por el gas nervioso liberado durante la guerra en Siria”.

“La imagen ha llegado al mundo (…) hemos intentado durante años que cualquiera escuche nuestras voces, para ayudar con su tratamiento. Daríamos cualquier cosa para darle una vida mejor”, dijo la madre a The Washington Post.

Aslan conoció a la familia en el sur de Turquía, donde vivían en una tienda, agregó el informe.

Hakan Copur, el jefe de la oficina de Washington de la Agencia Anadolu, tuiteó: “Solo una imagen cuenta todo lo que sucedió en Siria”.

“Espero que esto ayude a aliviar la reacción contra los refugiados en Turquía”, expresó por su parte Aslan, tras manifestar su gratitud por el premio.