Un trabajo de ensueño en una zona remota de Nueva Zelanda suma candidatos de lugares tan lejanos como Colombia o Suecia, después de que las autoridades decidieran dar más difusión al puesto que implica la protección de una rara especie de ave.

El Departamento de Conservación de Nueva Zelanda apenas recibió tres candidaturas cuando abrió inicialmente las postulaciones el mes pasado, pero desde entonces decidió ampliar la búsqueda y le han llovido los interesados.

Le puede interesar: Miguel Polo Polo celebró el hundimiento del proyecto que prohibía las corridas de toros

El cargo consiste en ser el supervisor de la biodiversidad en una aldea remota llamada Haast y requiere hacer senderismo, montar en helicóptero y navegar por uno de los paisajes más bellos del mundo.

La principal tarea del elegido para el trabajo será ayudar a la protección de especies raras del oeste de la costa de la isla sur de Nueva Zelanda

Entre ellos, está el cuidado del pájaro kiwi, un ave que no vuela endémica de Nueva Zelanda, y la supervisión de colonias de pingüinos o de especies de reptiles.

Vea también: ¿Qué pasó aquí? Una curiosa escena sucedió en una transitada calle

El Departamento ha recibido ahora más de 1.400 candidaturas de postulantes de lugares tan lejanos al puesto como Finlandia, Rumanía, Paraguay y Sudáfrica.

El director de operaciones, Wayne Costello, afirma que la respuesta ha sido abrumadora.

“Yo tengo una cuenta de Instagram y mi número está en WhatsApp, así que ha recibido algunas solicitudes de Colombia, Rumanía, y de Suecia… ¡de todo el mundo!”, dijo Costello.