“Me llamo Kovid, y no soy un virus”, es la primera frase del perfil Twitter del empresario indio Kovid Kapoor, que causa sensación en las redes sociales.

Este hombre de 31 años, jefe de una empresa emergente de viajes, explicó en la red social que esta semana había viajado al extranjero por primera vez desde el comienzo de la pandemia, y que su nombre había “divertido a muchas personas”.

“¡Mis futuros viajes al extranjero serán entretenidos!”, lanzó en Twitter, con un mensaje que recibió 40.000 “likes” y fue reenviado 4.000 veces, añadiendo que, si bien su nombre le ayudaba a romper el hielo en los encuentros, le traía problemas al pedir un café en establecimientos como Starbucks, donde se llama a los clientes por su nombre.

Su comentario suscitó una avalancha de bromas, de mensajes e incluso de solicitudes de entrevista, introduciendo un poco de ligereza en un tema penoso, ya que el número de contaminaciones con la variante ómicron aumenta en India.

El interesado le dijo a la AFP que esperaba que toda esta publicidad repercutiera en su empresa, que está en dificultades como todas las del sector.

Kovid, que en hindi y sánscrito significa erudito o persona educada, es un nombre poco común en India. Explicó que su madre había elegido su nombre mucho antes de su nacimiento.

“Es un nombre memorable cuyo significado es hermoso y no lo cambiaría por nada del mundo”, señaló.