Estilo de Vida

Estudiante entregó un trabajo en blanco, pero por esta increíble razón se llevó la mejor calificación

Digital Canal 1 - 16 de octubre del 2019

La estudiante, Eimi Haga, de 19 años de la Universidad de Mie en Japón sorprendió a su profesor cuando entregó su examen final ‘totalmente en blanco’.

El docente les había pedido a sus estudiantes que hicieran un ensayo sobre una visita al Museo Ninja de Igaryu y que aquel que fuera más creativo se llevaría la mejor nota de la clase.

Te puede interesar: Vicky Dávila se despacha contra su profesor y lo acusa de ser un “misógino empedernido”

Pero el docente nunca se imaginó que iba a recibir de Eimi un papel completamente blanco, que de no haber sido por una pequeña nota que decía “calienta el papel”, el docente lo hubiera desechado.

El profesor siguió la instrucción y sobre una distancia prudente, sometió el papel al calor de una estufa. Pasados unos pocos segundos, empezaron a aparecer línea por línea del texto que había escrito Eimi.

Hideharu Tamura para BBC

De acuerdo con BBC, Haga utilizó un método tradicional japonés de tinta invisible llamado “aburidashi” para escribir el ensayo. Eimi remojó soya durante una noche, luego la aplastó y la exprimió en un paño.

La estudiante mezcló el extracto de soya con agua y luego de dos horas que tardó en fusionarse el menjurje escribió su ensayo con un pincel fino sobre «washi» (papel japonés delgado) y una vez se secó la tinta, se volvió invisible.

No dejes de ver: Ciclista se tomó selfies con el ladrón que acaba de noquear por intentar robarlo ¿Se pasó?

El profesor de Haga, Yuji Yamada, le dijo a la BBC que estaba sorprendido por la elección de presentación y agregó que “había visto varios informes escritos en código, pero nunca había visto uno hecho en aburidashi».

De hecho, el profesor le tomó una foto al ensayo de su alumna y  aseguró que no calentó todo el escrito porque quería dejar la evidencia de la creatividad de Eimi.

Hideharu Tamura para BBC

 

Temas Relacionados: