Ailín Cubelo Naval es la joven argentina que no quería tener hijos y tomó la decisión de ligarse las trompas de falopio a sus 22 años.

Un ginecólogo le negó dos veces dicho método anticonceptivo porque argumentaba que en cualquier momento podría retractarse.

La ligadura de trompas de falopio en Argentina y algunos países está prohibida para mujeres jóvenes, pues es una cirugía que se hace a aquellas mujeres que ya han tenido hijos.

Sin embargo, fue a donde otra especialista que no dudó en hacerle la ligadura de trompas, pese a su edad.

“Tengo fecha para dentro de 15 días, me dijo, yo llegué ahí a las 2:00 p.m. y a las 3:00 p.m. me operaron. A las 8:00 p.m. estaba en mi casa”, contó Ailín Cubelo Naval en entrevista con Infobae.

 

Publicidad

 

Fue en la escuela cuando la joven decidió no tener hijos, pese a que insistía que a los 30 tendría el primero y único. No obstante, la presión social y el reloj biológico la llevó a tomar una determinación.

«No quiero dedicarle 20 años de mi vida a una persona. ¿Traer a una persona más a este mundo así como está, a formar parte de esta sociedad, con esta escasez de recursos?”, dijo Ailín Cubelo Naval a Infobae.

La joven de 22 años les hizo un llamado a las mujeres que por presión social o familiar piensan que el único proyecto de vida es realizarse como madres.