En un llamado a todos los aficionados del género de terror: la casa, donde el asesino en serie Buffalo Bill de “El silencio de los inocentes” atrapa a sus víctimas y donde se filmaron varias de las escenas de la película, pronto tendrá habitaciones disponibles para pasar la noche.

La casa, construida en 1910 en Perryopolis, está en un suburbio de Pittsburgh, tiene tres pisos y 215 metros cuadrados de espacio.

Te invitamos a ver 👉 Epa Colombia contó las razones por las que le sellaron las peluquerías

El interior se mantiene esencialmente como estaba en el clásico thriller psicológico de Jonathan Demme, galardonado con cinco premios Óscar.

Después de que la casa de cuatro dormitorios se vendiera hace cinco años por unos 195.000 dólares, Chris Rowan, un diseñador de producción, la compró recientemente por 290.000 dólares.

Rowan planea convertir el famoso escondite en un destino turístico con el objetivo de alquilar estancias a los visitantes, dijo su representante a la AFP.

Los invitados podrán recorrer la casa, incluido el sótano donde Jame Gumb, más conocido como Buffalo Bill, encierra a las mujeres que secuestra, y donde en 1991 se filmaron escenas del filme, también comercializado bajo el título “El silencio de los inocentes”.

El nuevo propietario, especialista en decorar sets de filmación, planea recrear el crudo taller de Buffalo Bill y una réplica del pozo donde Gumb dejó a sus víctimas.

Cabe resaltar, que el pozo no existe en la casa. Esas escenas fueron filmadas aparte en un estudio para lograr incluirlas en el filme.

Te invitamos a leer 👉 Colombiana, con aires de americana, fue ‘vaciada’ por la Dra. Polo por hablar inglés

La agente inmobiliaria Eileen Allan, quien confirmó a AFP que la casa fue vendida a Chris Rowan, publicó en YouTube un video con un recorrido por el lugar.

*Con información de AFP 

Canal1.com.co