La Fundación Nacional Batuta, con el apoyo del Ministerio de Cultura, le ofrecerá a 18 mil niños y sus familias con vulnerabilidad social o que hayan sido víctimas del conflicto clases de música de manera virtual.

A partir del 20 de abril y hasta el 20 de junio, niños y niñas podrán acceder, junto con su entorno familiar, a dos sesiones semanales de 40 minutos cada una, para desarrollar actividades pedagógicas.

Estas actividades buscan experimentar la música como un elemento integrador y fortalecer habilidades gracias al acceso a tutoriales, videos, podcasts, entre otras herramientas del universo de las nuevas tecnologías de la comunicación.

Los beneficiados encontrarán lecciones para el desarrollo vocal y rítmico, audición de canciones, creación colectiva de letras y composiciones y práctica coral.

Estos elementos también apuntan al desarrollo creativo y conformarán un gran Banco de Actividades Virtuales de Batuta, el cual será complementado con material de dominio público entre el que cuentan con los contenidos de Viajeros del Pentagrama y del Banco de canciones World Voice del British Council, entre otros.

El desarrollo técnico a partir de la lúdica, el juego, las didácticas y la interacción familiar constituyen, así, un nuevo universo de encuentro mediante el cual Batuta continuará llevando el poder transformador de la música a cada uno de los hogares que quiera sumarse a este espacio de aprendizaje, disfrute y cuidado colectivo.