La presentadora colombiana, Carolina Cruz, volvió a referirse sobre el estado de salud de su hijo Salvador.

 

Desde el nacimiento del pequeño a inicios del 2021, la exreina se ha referido en múltiples ocasiones a las complicaciones que el niño ha tenido tras su llegada a este mundo.

 

A pesar de negar en múltiples ocasiones que Salvador esté enfermo, la pareja del actor Lincoln Palomeque volvió a referirse al tema públicamente.

 

En medio de una entrevista con Laura Acuña, Carolina Cruz respondió a una de las preguntas más frecuentes que le realizan en plataformas digitales y que tiene que ver con el tamaño de la cabeza del pequeño.

 

“A los tres mesecitos, a Salva le empieza a crecer la cabeza más de lo normal. Lo llevamos a su cita médica y el doctor le encontró que su cabecita estaba más grande de lo normal”, contó la presentadora, quien anteriormente había afirmado que el bebé no tenía ningún problema, lo cual no era tan cierto.

Esto llevó a Carolina Cruz a confesar que, efectivamente, el niño se sometió a un tratamiento.

 

“Encontramos una situación que tenía Salvador, que afortunadamente se pudo tratar a tiempo, gracias a Dios. Fue un tema en su cabecita que es como cuando uno tiene como la tubería tapadita, como que se tapó la tubería, y entonces el agüita empezó a generarle un tamañito más grande a la cabecita de Salvador”, señaló la mujer de 42 años de edad.

 

“Se empieza a acumular. Que es como el líquido cefalorraquídeo que tenemos todos en la cabecita y generalmente todos lo eliminamos normalmente, pero pues Salva hizo el proceso muy bien hasta los tres mesecitos y ya después el proceso se paró porque es como si la tubería se le hubiera tapado y eso es como en resumen”, reveló Carolina Cruz.

 

Posterior a esto, la mujer pensó que Salvador tenía hidrocefalia, lo que derrumbó a la empresaria.

 

“En ese momento, llegué a la casa destruida, vuelta nada y me acuerdo que lo primero que dije fue: ‘Dios mío, lo que tú me mandes lo voy a recibir como me lo mandes. De la mejor manera’”.

 

Sin embargo, tras varios chequeos los médicos señalaron que este no tenía hidrocefalia.

 

“Ha sido un proceso super lindo porque ha sido desde la gratitud de saber que hemos tenido las posibilidades de tener un buen seguro, de tener buenos médicos, de estar como cobijados de personas profesionales y logramos sacar lo de nuestro hijo adelante. Eso no le pasa a todo el mundo”.

 

Mira la entrevista completa: