A pesar de tener algo de reconocimiento, Alina Lozano vivió un amargo momento mientras se encontraba en una estación de Transmilenio.

Desde hace un par de décadas que la mujer de 52 años de edad es considerada como todo un icono de la televisión colombiana, gracias a los papeles que le han dado gran reconocimiento y al carisma y personalidad que la caracteriza.

Según Alina Lozano, esto le ha permitido recibir el cariño de las personas durante la mayor parte de su carrera; sin embargo, en las últimas horas se sintió como una ciudadana más al revelar lo que le ocurrió en Transmilenio.

“Cuando voy en Transmilenio, que habitualmente lo uso mucho, me reconoce la gente, me saluda, me tomo fotos, en fin, la maravilla. Hoy no me reconoció nadie y no llevé la tarjeta y resulta que ahora no se puede comprar tan fácil como uno lo hacía antes“, fueron las palabras de Alina Lozano a quien este olvido le trajo una gran lección.

Por este motivo, la actriz acudió a varios transeúntes para que la ayudaran y estos le vendieran un pasaje, idea que no salió de la mejor manera.

“Entonces me tocó empezar a decirles a las personas que iban pasando que si por favor me podía vender un pasaje y yo dije es fácil porque sé que me reconocen y pues nadie me reconoció y pasaron como 10 personas por Transmilenio y ninguna me vendió el pasaje”, contó Alina Lozano.

Finalmente, una persona de mayor edad decidió ayudarla al verla que ya estaba desesperada por la situación.

“Hasta que un señor, muy humilde de verdad, se acercó y me dijo: ‘deje esa cara de angustia que yo le vendo el pasaje’. Me vendió el pasaje, tan lindo”, concluyó Alina Lozano.