Bogotá, la principal plaza electoral del país, ha tenido síntomas de fraude en 17 de sus 20 localidades y algunos de sus candidatos están recibiendo amenazas, según el diagnóstico de la MOE.